15 de noviembre de 2017

Paulova



Paulova


Esta tarta debe su nombre a la bailarina rusa Anna Paulova. 
Dicen que la bailarina visitó Nueva Zelanda y en su honor surgió este postre, por eso su nombre.
Ella siempre pedía esta tarta ya que le no podía resistirse a su exquisito sabor.
Cuando la probéis vais a ver que ella tenía razón.


Ingredientes:

4 Claras de huevo 
200g de Azucar
1 Cucharada de harina de maíz (Maicena)
1 Cucharadita (de café) de vinagre
Una Pizca de sal
Esencia de vainilla al gusto (opcional)
200ml de Nata para montar 35%MG
2 Cucharadas de azúcar glás

Para la salsa de frutos rojos:

1/2kg de frutos rojos (pueden ser congelados)
3 o 4 cucharadas de agua
2 cucharadas de azucar
El zumo de un limón


Elaboración:

Lo primero que debéis hacer es dibujar en un papel sulfurizado (de horno) una circunferencia ayudándonos con un plato. Con que mida unos 20cm es suficiente, si lo hacéis mas grande, tampoco es que pase nada pero os quedará más bajo. Pero bueno es cuestión de gustos. Poner el papel por la parte contraria de donde está pintado en la bandeja del horno.

Precalentar el horno a 150º

Para hacer el merengue:

Empezamos a batir las claras y la pizca de sal con las varillas eléctricas hasta que empiecen a blanquear. Vamos añadiendo poco a poco el azúcar hasta que estén bien firmes y haga picos. 
A continuación añadimos el vinagre, la maicena y la vainilla. Lo movemos con mucho cuidado y con movimientos envolventes hasta que esté todo integrado.

Colocamos el merengue sobre el papel que teníamos preparado. Procura que quede bien redondito y que la parte de fuera quede un poco más elevado, como si fuera un plato hondo.

Lo llevamos al horno precalentado, Mejor si bajamos un poco la temperatura, entre 120º o 130º. Durante una hora más o menos. Estará hecho cuando lo veamos doradito por fuera. Debe quedar crujiente por fuera y blandito por dentro.

Dejar enfriar. Yo lo hice un día antes así nos aseguramos que queda bien frío. 

Montar la nata con el azúcar glas. Recuerda que para que monte bien debe de estás bien fría, tanto la nata como el bol donde se monte.

Para hacer la salsa de frutos rojos, pon en un cazo los frutos (si son congelados debes estar ya descongelados), el azúcar, el zumo de limón y el agua.

Poner a cocer hasta que veas que empieza a espesar. Ten en cuenta que una vez frío espesará mas todavía, así que no esperes hasta que lo veas demasiado espeso.

Bien, ya tienes las tres elaboraciones que necesitas para esta tarta. Ya sólo montar. Te aconsejo que las tengas preparadas a parte hasta el momento de servir, piensa que la nata puede humedecer demasiado el merengue. 

Pon el "plato de merengue" en una bandeja de servir, vuelca dentro la nata y decora con la salsa de frutos rojos y..... Listo

Un gran pastel con una romántica historia que seguro vas a triunfar.














No hay comentarios:

Publicar un comentario